fbpx

Barcelona necesita una Champions League

     Barcelona es conocido como uno de los mayores equipos de fútbol del siglo 21. Haber ganado 4 Champions League durante los últimos 20 años, han hecho del conjunto azulgrana uno de los clubes más famoso alrededor del mundo.

Indudablemente, jugadores de la talla de Neymar, Luis Suarez y Messi han hecho de Barcelona no solo uno de los mejores equipos futbolísticamente hablando, sino que también uno de los clubes con mayor número de seguidores a nivel mundial.

Sin embargo, los 450 millones de seguidores que tiene el Barcelona, no han celebrado la obtención de una Champions League desde hace ya un buen rato. Podríamos decir que los culé no han podido mantenerse en la cima del mundo desde que Pep Guardiola dejo el club. Y aun cuando se las arreglaron para ganar una Champions League con Luis Henrique en 2015, el club no fue capaz de mantener el mismo nivel de ese año en los posteriores.

Guardiola y su Barca – foto: https://www.vozpopuli.com/

Es por eso que hemos venido a escribir sobre porque el Barcelona sería un fracaso en caso no pueda ganar la Champions en la temporada actual o la siguiente.

Para comenzar, podemos decir que, en cuanto a términos de plantilla, Barcelona es probablemente el mejor equipo del mundo. La profundidad de la plantilla junto a la calidad de cada jugador, hace difícil creer que otro equipo tenga esa misma calidad. Además, Barca no solo tiene una gran plantilla a corto plazo, ya que también han asegurado un futuro brillante de la mano de algunos jugadores jóvenes que actualmente están demostrando un juego fantástico. Firpo, de Jong, Fati, Dembele y Puig son algunos de esos jugadores que probablemente tengan su explosión definitiva dentro de algunos años.

Pero, ¿Por qué un gran equipo como este solo se conforma con ganar La Liga año tras año cuando se sabe que tienen el potencial para ganar la Champions tanto ahora como en el futuro? Bueno, esa es una de las razones por la cual el Barcelona sería un fracaso si no logra ganar la Champions esta o la siguiente temporada. Un equipo que se encuentra plagado con tal cantidad de estrellas no debería esperar solo ganar La Liga a inicio de la temporada.

Otro punto importante que vale la pena resaltar, es que este Barcelona tiene y ha tenido por mucho tiempo a uno de los dos mejores futbolistas de los últimos 15 años, Lionel Messi. Y sin importar cuan fantástico sea el futbol que el argentino despliega en el terreno de juego, toda esta era Messi en el Barcelona ha sido testigo de cómo Real Madrid su eterno rival se ha vuelto conquistador de Europa al ganar 3 Champions consecutivas (2016, 2017, 2018) sin olvidar la del 2014. Si tenemos en cuenta que Messi no disputo la final de Champions del 2006, se puede decir que desde que Messi es titular regular en la alineación del Barca, Real Madrid ha ganado más Champions, algo que es muy preocupante para el Barcelona ya que ni siquiera con el mejor futbolista del mundo han podido cerrar la brecha que lo separa del Real Madrid.

La realidad es que, aunque Messi es uno de los grandes futbolistas de la historia, cuando Barcelona pasa por momentos difíciles, él no parece ser el tipo de líder que un equipo necesita. Es bastante fácil destacar cuando el equipo entero está jugando de manera perfecta y el partido está yendo según lo planeado, pero los lideres verdaderos aparecen especialmente en los peores escenarios y eso es algo que Messi no ha logrado, solo tenemos que irnos de vuelta a las ultimas eliminaciones del Barca en Champions con las derrotas sufridas frente a la Roma en 2018 y Liverpool el año pasado.

Messi tras la derrota frente a Liverpool – foto: https://bolavip.com/

Continuando, es importante decir que Barcelona ha gastado una buena cantidad de dinero la temporada actual para así traer jugadores de clase mundial al equipo. Habiendo gastado 273 millones de euros, jugadores de la magnitud de Griezmann y Frankie de Jong más Junior Firpo y Ansu Fati se volvieron parte de la plantilla del Barcelona.

Desafortunadamente, ni Griezmann ni de Jong han podido demostrar sus verdaderas capacidades, lo cual hace pensar que están teniendo un momento complicado para ajustarse al estilo de juego del Barcelona, o que el Barca está teniendo problemas al desarrollar su modo de juego, lo cual podría ser culpa del entrenador. Pero eso es algo que Barcelona no se puede permitir ya que un equipo que gasta tal cantidad de dinero, es un equipo que probablemente está esperando que sus inversiones paguen tanto a nivel individual como colectivo.

Sin embargo, es verdad que en muchos casos cuando un equipo no está funcionando de la manera esperada, el técnico es a quien se culpa. No, no estamos diciendo que en todos los casos son los técnicos los culpables de las pobres actuaciones de sus equipos, pero en la mayoría de los casos si lo son y Barcelona no para ser una excepción a esta teoría.

Algunas veces, clubes gigantes creen que no necesitan contratar un gran entrenador ya que los grandes jugadores pueden jugar a su propia manera cuando están en el terreno de juego, en otras palabras, el técnico es un personaje secundario.

Durante los últimos 8 años, Barcelona ha tenido este problema. Después que Guardiola partió del Camp Nou, los azulgranas no han contratado ningún técnico importante, al menos no uno que sea mundialmente reconocido. Ellos han preferido quedarse con gente del club, como Tito Vilanova (2012-2013) y Luis Henrique (2014-2017). Y está bien que hayan hecho esto hasta cierto punto porque querían mantener el ADN barcelonista dentro del modo de juego de la plantilla, pero a veces parece que la razón detrás de esas arriesgadas apuestas es que el Barcelona no desea gastar mucho dinero en un nuevo técnico.

Setien, por ejemplo, es un buen técnico, pero cuando Valverde dejo el banquillo del Barcelona a inicios del año, todos esperábamos que se contratar a un técnico de talla mundial. Si, puede ser que Setien es un entrenador al cual le gusta que sus equipos jueguen tal y como lo hace el Barcelona, pero el Barcelona no se da cuenta de cuanto subestima la difícil labor de manejar un equipo lleno de estrellas. A lo mejor, un gran club no necesita de un gran técnico en cuanto a gestiones tácticas sino más bien un técnico lo suficiente mente duro para poder manejar el vestuario exitosamente, aunque esto es algo que no se suele tomar muy en cuenta cuando se está buscando un nuevo entrenador.

Setien en el Barcelona – foto: https://www.goldevestuario.com/

Un buen ejemplo de un equipo que al igual que el Barca confió más en sus estrellas que en el entrenador fue el Real Madrid de los galácticos (2000-2006), un equipo plagado de los mejores futbolistas a nivel mundial (Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham) pero que solo gano 2 títulos de liga y una Champions en 6 años. Al igual que el Barcelona ahora, ese Real Madrid nunca tuvo un gran técnico y pese a tener a los mejores futbolistas, en términos generales ese Madrid fue un fracaso.

Esta Barcelona parece ser por momentos un equipo conformista y sin ambición, no solo en términos de títulos sino también en la manera que han gestionado el proyecto desde que Guardiola se fue. Han sido muy similares al Real de los galácticos ya que han fracasado al no poder ganar en Europa aun cuando los mejores jugadores juegan en el equipo. Puede ser el técnico, puede ser la falta de competitividad del equipo o simplemente mala suerte, pero la verdad es que, si este Barcelona no gana una Champions esta o la siguiente temporada, una vez más decepcionarían a sus hinchas, la única diferencia es que este año al menos en términos de jugadores, son el mejor equipo del mundo.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.