fbpx

Manchester United, la caída de un gigante

     Manchester United, el equipo más grande en la historia de la Premier League.

Desde que la competición de fútbol inglesa cambio su nombre a Premier League en la temporada 92/93, United ha ganado 13 de ellas, marcando así una clara hegemonía si tenemos en cuenta que su perseguidor más próximo es el Chelsea con 5 Premiers en sus vitrinas.

Sin embargo, ya son 7 años desde que los diablos rojos ganaron su ultimo trofeo de Premier League. 7 años en los que no solo los hinchas del Manchester United sino del fútbol en general se preguntan qué sucedió con el gran United.

Muchas veces, grandes equipos de fútbol atraviesan momentos realmente complicados deportivamente hablando, aunque estos no tienden a durar mucho tiempo. Aun así, el pobre rendimiento del Manchester ha perseguido al equipo frenéticamente durante los últimos 7 años.

Si hay un momento exacto en donde la fortuna del United empezó a cambiar, ese fue cuando Sir Alex Ferguson dejo de ser el entrenador del club.

Ferguson dejo el Manchester United como la mayor leyenda en la historia del club y también como el mejor entrenador del fútbol inglés.

Habiendo ganado 13 Premier Leagues y 2 Champions League mientras que estuvo en Old Trafford, cuando Ferguson finalmente decidió dar un paso al costado en 2013, dejo un inmenso hueco en el equipo.

Ferguson con el trofeo de la Champions 2008 – Foto: https://www.mirror.co.uk

Ferguson fue un hombre capaz de hacer a su United competitivo sin importar el rival, año y el estilo de juego contra el que estuvieran jugando. Así mismo, él represento la mayor revolución de la historia del fútbol inglés no solo en el terreno de juego, sino en la sociedad también.

Sir Alex, convirtió al United en el mayor club del mundo gracias a los títulos que gano, pero también a los millones de fans que el equipo acumulo alrededor del mundo, y eso sin mencionar el trabajo fantástico que logro con los jugadores jóvenes durante su estadía en Manchester.

Ferguson simplemente dejo una marca irremplazable en la historia del United, una marca que hoy en día sigue vacía en el equipo.

Adicionalmente, Ferguson fue un gran director deportivo ya que era el quien estaba a cargo de la planificación de los fichajes. Esto fue una gran ventaja para el equipo, ya que usualmente Ferguson compraba jugadores que él sabía iban a encajar en su filosofía de juego tanto a corto como largo plazo.

Desafortunadamente, el United ha sido incapaz de establecer una nueva filosofía de juego desde que Sir Alex se fue y por lo tanto el equipo ha estado fichando muchos jugadores sin saber que esperar de ellos ya que el equipo ni siquiera sabe cuál es su estilo de juego.

Crisis de identidad, el primer aspecto clave detrás del fracaso del United.

El equipo paso del cielo al infierno solo en un día. Pasaron de ser el proyecto más consolidado del futbol mundial bajo las ordenes de Ferguson, a ser un equipo extraviado sin un curso que seguir.

Por 26 años, Ferguson fue el entrenador del Manchester United. Ahora, en tan solo 7 años el equipo ha tenido 5 entrenadores, y lo que es peor aún, cada uno de ellos con estilos de juego muy distinto al otro.

Davis Moyes, Ryan Giggs, Louis Van Gaal, Jose Mourinho y Ole Gunnar Solskjaer, han sido los entrenadores del Manchester durante estos 7 años, y todos ellos han implementado un método de entrenamiento diferente.

Mourinho tampoco fue capaz de sacar al equipo adelante – foto:https://elpais.com

Esto fue contraproducente para el equipo, ya que los jugadores realmente nunca se terminaron de adaptar a un estilo de juego.

Como parte de esta crisis de identidad del equipo, los fichajes también se volvieron un problema, lo que nos lleva al segundo aspecto detrás de los fallos del equipo, su filosofía de fichajes.

Como fue mencionado anteriormente, con Ferguson, United contrataba jugadores muy talentosos, pero con un propósito detrás de la adquisición, algo que no ha pasado con sus últimos entrenadores.

Falcao, Di Maria, Marcos Rojo, Alexis Sanchez, Diego Dalot, Mkhitaryan, Depay, Darmian, y Schweinsteiger, son solo algunos ejemplos de jugadores que no triunfaron en Manchester aun cuando llegaron como jugadores de clase mundial.

Después tenemos algunos fichajes exitosos como Pogba, Matic, Mata, Lukaku, Fred y Fellaini. Sin embargo, en el caso de Fred o Fellaini, es complicado entender como un equipo que solía tener los mejores jugadores del fútbol inglés empezó a fijarse en este tipo de jugadores.

No, ellos no son malos jugadores, pero carecen de esa jerarquía que un jugador del Manchester United debería de tener.

Por ejemplo, Ighalo está teniendo actuaciones muy buenas esta temporada, pero cuando Lukaku dejo el equipo todos esperábamos que un gran delantero firmara para el United, no un jugador que viniera de la liga china.

Para recapitular, el problema con la filosofía de fichajes va más allá de solo contratar buenos futbolistas sin ningún sentido, ya que también parece que el Manchester United ahora se conforma firmando jugadores que no son clase mundial, algo a lo que el equipo estaba acostumbrado.

Es entendible que, debido a la no clasificación a la Champions League, el equipo no pueda atraer a los mejores jugadores del mundo, aunque, siguen siendo el club que genera mayores ingresos gracias al marketing y sus productos de marca haciéndolos así un equipo difícil de vencer, económicamente hablando.

La verdad es que, sin importar que muchas personas digan que el United es un proyecto bajo construcción, para un equipo tan grande estar en construcción por 7 años es más una crisis.

Una crisis normalmente es generada por la combinación de varios motivos, y en el mundo del fútbol no solo se trata de lo que sucede en el terreno de juego.

Los mayores problemas del Manchester United vienen fuera de la cancha. El mayor problema del equipo durante la última década han sido sus dueños, la familia Glazer.

Avram, Joel y Kevin Glazer, 3 de los 6 hermanos – foto: https://www.telegraph.co.uk/

Si hay una razón por la cual el United no ha encontrado un curso que seguir, es porque ni siquiera los dueños se han molestado en resolver los problemas del equipo.

Los problemas con los Glazer empezaron desde el primer día, ya que cuando compraron el club en 2005, decidieron pagarle al anterior dueño las 511 M de libras prestándoselas del propio club. Esto significa que ellos no pagaron la adquisición del club ya que tomaron la plata del equipo para de esta manera cubrir la compra.

Y solo en caso de que se lo estén preguntando, el monto total de la deuda en 2020 sigue siendo de 511 M, 15 años después que los Glazer compraran el club. Esto demuestra lo mucho que a la familia le interesa el club, aun cuando tienen el dinero suficiente para cubrir la deuda como lo mostraremos a continuación.

Afortunadamente para los Glazer, el éxito de Ferguson ayudo a olvidar la deuda a medida que el club ganaba dinero gracias a los títulos obtenidos y todo el éxito comercial. Aun después de la partida del escoces, el United ha logrado convertirse en el tercer equipo más rico del mundo.

Sin embargo, gracias a la pobre dirección deportiva que los Glazer le han estado dando al United, cada año las ganancias del equipo están disminuyendo y se espera que continúen con esa línea descendente mientras que el equipo siga rindiendo mal.

De acuerdo a Football Money League, la fuente más confiable en cuando al rendimiento financiero de los equipos, United ya no estaría en el top 3 de los equipos más millonarios el siguiente año.

En comparación con los ingresos del 2018, United gano 37 M de libras más en 2019, lo cual significó un aumento del 6% (711 M de libras en total), pero este pequeño crecimiento solo se debió a la clasificación del equipo para la Champions League 2018/2019.

Pero como el equipo no logro la clasificación para la actual Champions, los ingresos verán una gran disminución durante la temporada 2019/2020, tal y como ha pasado en años anteriores como se muestra en la tabla de abajo.

Ingresos del United durante los ultimos años – foto: https://www2.deloitte.com

Los ingresos del United han bajado en un 12% desde junio hasta diciembre del 2019, tal y como Football Money League lo predijo. Según BBC news, este impacto negativo en los ingresos es una repercusión directa de la ausencia del equipo en Champions, ya que sus ingresos por derechos de transmisión han caído en un 33.4%.

Además, tanto sus ingresos los días de partido como los comerciales, se han varado o han disminuido dramáticamente durante los últimos años, como lo muestran las tablas de abajo.

Ingresos día de partidos
Ingresos comerciales

Y si pensabas que no se podía poner peor, el United no solo está siendo desangrado debido a sus pobres actuaciones y la disminución de su economía, porque cada año también está siendo robados por sus dueños, los hermanos Glazer.

Ya que los Blazer decidieron no pagar su deuda durante los 15 años que han estado a cargo, el club ha perdido alrededor de 1 billón de libras solo en intereses y multas.

Por otro lado, el director general/” director deportivo” (director deportivo entre comillas porque no sabe mucho de futbol) que pusieron a cargo en 2013 es su antiguo banquero, Ed Woodward, quien, por cierto, es el director mejor pagado de la Premier League al haber ganado 3.16 M de libras el último año, una cifra exagerada.

Ed woorward director general del Manchester United – foto: https://www.heaven32.com/

Como dato curioso, es bueno recordar que Woodward ayudo a los Glazer con la compra del club en 2005.

Peor aún, los Glazer movieron los registros de la compañía del Manchester United al paraíso fiscal de las Islas Caimán. Desde allí, ellos han estado haciendo con el dinero del club todo tipo de transacciones. El año pasado, tomaron 23 M de libras para ellos solo en “dividendos”.

En 2010, los hermanos Glazer recibieron 10 M de libras en “pagos por gestión y administración” ya que cada uno de ellos se prestó 1.66 M del club solo porque lo necesitaban.

Los Glazer también decidieron vender una gran cantidad de acciones en la bolsa de mercado de Nueva York. Por lo tanto, ganaron mucho dinero vendiendo acciones que ni siquiera habían comprado en un inicio. Ganaron alrededor de 200 M vendiendo “sus” acciones.

Actualmente, todo este dinero no afecta el balance del United, pero si continúan por este camino, el club eventualmente se va hundir en todos estos problemas.

Es decepcionante ver como dueños como los Glazer irrespetan al United como institución y de paso también a todos sus aficionados. Gracias a este tipo de personas, muchas otras alrededor del mundo ven el futbol igual que los Glazer, un lugar donde ganar dinero.

Ellos no pueden ver la historia detrás del fútbol o el impacto sociocultural que causan al destruir un equipo de futbol, porque el futbol va más allá del dinero, y eso es algo que nadie debe de olvidar, ni siquiera los que se encuentran en la cima de él.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.